Los 4 puntos que todo plan de negocio en Franquicia debe tener

Las franquicias se basan en un modelo de negocio previamente experimentado, contando con procedimientos comunes. Estos conocimientos deben ser facilitados por el franquiciador a través de un documento llamado plan de negocio.

El plan de negocio en franquicia debería comprender como mínimo con:

  1. Definición y viabilidad para franquiciar

    Para comprobar la viabilidad de franquiciar debemos valorar el tener un concepto empresarial completo y probado.

    Este concepto se verá apoyado por la posesión de buenas plataformas, programas de control y de selección de personal, aplicaciones informáticas, una estructura departamental que garantice una correcta comunicación entre las distintas partes, un uso del marketing y de la publicidad adecuados, popularidad y prestigio de la marca, posibilidad de ofrecer formación inicial y continuada, concesión de territorialidad que garantice la exclusividad de la venta y por último la existencia de un contrato cierto, eficaz y ecuánime.

    Para acometer un proyecto de expansión empresarial en franquicia, uno de los primeros pasos será definir la estrategia de negocio estudiando aspectos como la posible competencia de otras enseñas, la sistematización de las operaciones, la política de aprovisionamiento, el plan de marketing, la marca e imagen de la enseña, la atención al franquiciado y la estructura y control de la futura red.

    En este estudio se deben realizar detalladamente las previsiones de crecimiento empresarial y las valoraciones económicas  correspondientes a la implantación del proyecto como central de franquicia y como establecimiento franquiciado. Este último estudio debe contar con un plan económico financiero previsional a tres años.

  2. Presentación del negocio y elaboración de la documentación contractual

    Una vez valorada la rentabilidad de nuestra empresa, y después de haber definido los aspectos estratégicos de explotación del negocio en franquicia, resultará necesario disponer de un buen soporte documental conforme a los condicionantes legales establecidos por la normativa nacional y comunitaria. En este proceso se deberá atender a:

    -Redacción del Dossier informativo de Franquicia.

    -Elaboración del Precontrato de Franquicia.

    -Elaboración del Contrato de Franquicia.

    -Preparación de la documentación e Inscripción en el Registro  de Franquiciadores.

  3. Transmisión del Saber Hacer.

    Este es uno de los elementos esenciales en una franquicia. Esta transmisión ha de materializarse a través de la entrega de los soportes materiales que contengan el Know How del franquiciador, que permitan el desarrollo del negocio franquiciado bajo parámetros uniformes.

    Los manuales operativos harán referencia a aspectos muy concretos de la actividad a desarrollar o a criterios de funcionamiento de la relación empresarial.

    Estos manuales incorporarán información relativa a la actividad exacta a desarrollar y cómo hacerlo, el papel fundamental de los recursos económicos, técnicos y humanos, el estudio del entorno y sus cambios, y por último las pautas para controlar y mejorar nuestra calidad y nuestra productividad.

    El franquiciador deberá dar asistencia inicial y continuada a sus franquiciados por lo que habrá que prever también la capacidad de la empresa para llevarla a cabo.

  4. Plan de Desarrollo Empresarial

    Que deberá contar con los siguientes puntos:

    -Definición y análisis del perfil ideal del franquiciado.

    -Determinación de zonas de implantación prioritaria.

    -Establecimiento del nivel poblacional estimado para la rentabilización de la actividad y parametrización de la zona de exclusividad territorial de una unidad.

    -Establecimiento de los objetivos anuales de aperturas y la cobertura temporal y geográfica del mercado.

    -Concreción de la estrategia organizativa de expansión.

    -Descripción de las acciones de comunicación necesarias alcanzar los objetivos establecidos.

 

Descubre como internet beneficia a tu franquicia

Internet es un medio de comunicación que crece cada día más, principalmente porque es capaz de ofrecer información muy variada a todos los usuarios, así como facilitarnos el trabajo muchas veces. Estas virtudes hacen que un gran número de usarios sean inversores buscando información sobre marcas en las que realizar sus elecciones de inversión, ya que pueden hacerlo desde cualquier lugar de forma sencilla.

Dada la situación económica actual de nuestro país, aparecen cada día nuevos inversores interesados en  proyectos basados en el sistema de franquicia, y el uso de internet es un modo excelente de aportarles la información que requieren.Por ello, resulta de vital importancia tener una página web propia.

En primer lugar, cabe destacar el bajo coste que supone construir una web en Internet, teniendo en cuenta los aspectos positivos que añade al valor de una empresa. Nuestra propia página web sin duda aportará inumerables beneficios, entre los que cabe destacar, ofrecer una imagen de marca positiva, y conseguir que los interesados tengan una idea agradable de nuestra empresa, pues Internet puede considerarse como el escaparate virtual del mundo.

Por otra parte, permite a los visitantes un acceso constante las 24 horas del día, y proporciona una posibilidad de contacto a los futuros franquiciados cuando lo deseen, así como resolver sus posibles dudas y otorgarles información extra.Además puede estar en continua renovación, realizando los cambios oportunos sin que esta quede obsoleta.

Es fundamental gestionar de manera profesional y constante los contenidos, ofertas o rumores que circulan por estos sistemas, en los que se producen cambios continuamente. Debido a la gran cantidad de rede sociales que están surgiendo, es recomendable centrar nuestros empeños en las dos o tres que tengan mayor importancia o estén relacionadas de manera más directa con la actividad que desempeñamos.

Una vez comprendida la trascendencia de tener una página web, y lo que esta puede aportar en materias de documentación e interacción, así como las posibilidades de expansión que ofrece a las franquicias, debe aclararse otro concepto. De nada sirve tener una página web muy completa si esta no tiene un lugar destacado en los resultados que los principales buscadores proporcionan a los clientes potenciales, pues de no aparecer en los primeros puestos de las búsquedas realizadas, sería prácticamente como no existir.

Por lo tanto, es esencial centrar los esfuerzos en lograr un correcto posicionamiento online. Para lo que disponemos de varios métodos, como conseguir un lugar relevante en los portales virtuales relacionados con el sector en el que opera nuestra organización, así como en portales locales de los lugares donde estén ubicadas las sucursales o franquicias de la empresa.

De esta manera, los posibles consumidores interesados en los servicios que ofrecemos, ya sea realizando una búsqueda local, sectorial o en un buscador, encontrarán, y muy probablemente accederán, en primer lugar, a la página de nuestra compañía, lo que normalmente desencadenará un acto de compra de productos o de contratación de servicios.

Otra forma de promoción en buscadores consistiría en la contratación de anuncios mediante técnicas SEM, es decir, el marketing para motores de búsqueda, y que nuestra publicidad aparezca en lugares señalados al mostrar el buscador sus resultados. 

Por otro lado, paralelamente al éxito de Internet, y relacionado con éste, destaca la importancia que han logrado las redes sociales, con millones de internautas que comparten a diario, tanto asuntos personales como empresas y ofertas que les resultan de interés.

Franquiciarse, una gran idea

Una franquicia tiene la consideración de “Nueva Franquicia” si su actividad franquiciadora se ha producido antes de los últimos 12 meses.

El hecho de franquiciarse dentro de una nueva franquicia siempre resulta una idea atractiva. Es una de las mejores oportunidades para el franquiciado de ser parte del crecimiento de una empresa aprovechando oportunidades como la adquisición de master zonales de desarrollo o la apertura preferente de nuevas franquicias.

En el momento de estudiar una nueva franquicia es importante analizar en detalle del funcionamiento , los riesgos, las oportunidades y los elementos esenciales que se incluyen en la Franquicia. Conviene llevar a cabo un plan de negocio, con una evaluación de los costes-beneficios

El que una Franquicia sea nueva, no implica que la actividad no haya sido experimentada durante un importante periodo de tiempo por el franquiciador.

Es decir, debemos comprobar que el franquiciador haya experimentado dicha actividad con anterioridad y con éxito. Si esto se cumple lo que será nuevo, es la fórmula de expansión en franquicia y no el negocio; en esta situación entrar en una Nueva Franquicia puede ser una buena oportunidad.

Suscribirse a este canal RSS

Grupoius.


Grupoius, inaugurado en 1994, es el primer despacho de abogados, mediadores y consultores expertos en empresa, franquicias y redes de comercio asociado.

Dirección


Parque Empresarial Las Rozas
Centro Tartessos - Edif. Artemisa.
CL. Pollensa nº 2. CP 28290. Las Rozas de Madrid.
Madrid - España.